La Coenzima Q10 es un ingrediente soluble en aceite, es una combinación perfecta para nuestro aceite de hígado de pescado Omega 3. El aceite ayuda a proteger la coenzima través del sistema digestivo y mejorar aún más su bio-disponibilidad. 

Esta sustancia es muy sensible al oxígeno por lo que es mejor que este protegida en un medio que la aísle, manteniendo de esta forma su plena potencia. Si una persona desea recibir los beneficios de la CoQ10, entonces por lo general también necesitara de los beneficios que un aceite marino PREMIUM puede ofrecerle, con todas sus propiedades anti-inflamatorias intactas. Por lo tanto, tiene sentido combinarlos. 

Al incorporar CQ10 a nuestro Omega 3 somos capaces de ofrecer un producto de máxima calidad a un mejor precio competitivo.

• Que es la CQ10?

La coenzima Q10 también se conoce bajo el nombre de ubiquinona. Interviene en numerosas transformaciones químicas vitales de las células. Entre otras, en la formación de Adenosintrifosfato (ATP), sustancia que provee de energía a las células.

Este compuesto tiene un papel de fundamental importancia en los procesos de producción de energía de nuestro organismo, particularmente en las mitocondrias, que son pequeñas partes de nuestras células.

La coenzima Q10 se forma en el hígado y también se absorbe con la alimentación.

Se encuentra principalmente en la carne de vacuno, de pollo, de cordero, de oveja, en

el pescado y en los huevos. Con la edad, el cuerpo deja de producir la cantidad necesaria de coenzima Q10. Con el tiempo, eso produce una carencia de esta sustancia en el organismo, responsable de numerosas afecciones cardíacas. Aunque una deficiencia de coenzima Q10 en la sangre puede ser compensada mediante una alimentación especial, los alimentos con mayor cantidad de esta sustancia, como la carne de novillo, el corazón de la ternera o los huevos, se relacionan desgraciadamente con una mayor absorción de colesterol y ácidos grasos saturados.

La coenzima Q10 actúa como antioxidante celular, mejor incluso que la vitamina E, que es la más importante de las coenzimas conocidas. Se encuentra en la membrana celular de las mitocondrias, donde se encarga de la formación de enzimas esenciales para la vida como el ATP (Adenosintrifosfato). Todas las células corporales, en especial las células musculares, debido a su esfuerzo permanente, dependen de un aporte energético continuo. La separación de los enlaces de fosfato dentro del ATP funciona como último eslabón de esta cadena de liberación de energía.

Cualquier desacople entre los saltos energéticos y la formación de ATP se hace evidente en todas las células empeorando su función natural. Aunque es en los músculos donde se concentra mayor cantidad de coenzima Q10, son también las células musculares las que más energía necesitan.

• Efectos

Numerosas investigaciones se han centrado en los múltiples efectos positivos de la coenzima Q10. Algunos de esos efectos son la mejora de la resistencia corporal de deportistas y de enfermos crónicos (de anemia, por ejemplo).

Otra importante área de estudio han sido las enfermedades cardiovasculares, donde se mostraba que la coenzima Q10 mejoraba las enfermedades circulatorias del corazón, también la debilidad cardíaca y otras afecciones cardíacas. También favorece el trabajo del corazón, reduciendo la presión arterial.

La protección contra los radicales libres, que disminuye a causa de las infecciones y las enfermedades inflamatorias, pero también a causa de la sobrecarga de sustancias nocivas, abriría otra área de aplicación de la coenzima Q10, incluyendo el retraso del proceso de envejecimiento. Además, tiene un efecto positivo sobre el metabolismo de las grasas y de la glucosa.

• Bienestar general / Anti-envejecimiento:

En general, la coenzima Q10 lleva a una mejora del rendimiento corporal y a un aumento del bienestar corporal. Los niveles de coenzima Q10 disminuyen con la edad y esta podría ser una causa de envejecimiento. Muchas funciones celulares se ven perjudicadas por una carencia de coenzima Q10 y los radicales libres son más difíciles de combatir.

• Sistema cardiovascular:

Como se ha podido comprobar, una carencia de coenzima Q10 podría ser la responsable de la aparición de diversas enfermedades cardiovasculares.

Algunos estudios demostraron que el aporte de coenzima Q10 actúa de manera positiva contra las afecciones circulatorias de las arterias coronarias (que ocasionanla angina de pecho). También se administra positivamente la coenzima Q10 para los cuidados post-infarto, para la descompensación cardíaca crónica, para la debilidad cardíaca originada por fallos cardíacos y para la arritmia cardíaca. Según varios estudios realizados, en todos estos cuadros clínicos, se mejoraron las molestias sintomáticas y los pacientes consiguieron un mayor rendimiento físico, aumentando así su calidad de vida.

• Sistema inmunológico:

Se ha podido demostrar que la coenzima Q10 refuerza el sistema inmunológico a nivel celular. Las investigaciones concluyeron que la coenzima Q10 favorece la formación de células inmunológicas, que se sintetizan en el timo. Los linfocitos «T» son células efectoras de la respuesta inmunológica, también llamados linfocitos asesinos, puesto que destruyen a las células infectadas con microorganismos.

• Enfermedades crónicas:

En enfermedades crónicas de otros órganos (desde el Alzheimer hasta la cirrosis hepática) la coenzima Q10 puede servir como apoyo para otros tratamientos. Otras áreas de aplicación son los trastornos del metabolismo de la glucosa y de los lípidos, y las inflamaciones crónicas (sobre todo de las encías). Finalmente, hay que mencionar su uso como suplemento en la medicina deportiva para los deportes de resistencia.

• Cuanto se necesita?

En caso normal, dependiendo de la edad, se recomienda:

   • 25 – 40 años desde 2 capsulas / día
• 40 – 60 años o más 2 capsulas, dos veces / día

El efecto sinérgico ideal se produce en la combinación con Carnitina. Las cápsulas Verus Biotech contienen 15 mg cada una de la Coenzima Q10.

ADVERTENCIA!! Lea esto si usted está en un tratamiento con medicamento de estatina ...

Los medicamentos con estatinas son los más ampliamente utilizados hoy en el mundo y están diseñados para reducir el colesterol.

Lo importante a saber es que, el mecanismo que utilizan las estatinas para bloquear la producción de colesterol en el hígado, sigue el mismo camino que el hígado utiliza para la fabricación de la CoQ10 vital.

Por lo tanto, cuando usted está en tratamiento con estatinas está bajando de manera constante los niveles de CoQ10 de su cuerpo. Debido a ello es de vital importancia compensarlo con la suplementacion de la coenzima Q10.

• La Coenzima Q10 es un ingrediente soluble en aceite, es una combinación perfecta para nuestro aceite de hígado de pescado Omega 3. El aceite ayuda a proteger la coenzima través del sistema digestivo y mejorar aún más su bio-disponibilidad. 
• Esta sustancia es muy sensible al oxígeno por lo que es mejor que este protegida en un medio que la aísle, manteniendo de esta forma su plena potencia. 
• Si una persona desea recibir los beneficios de la CoQ10, entonces por lo general también necesitara de los beneficios que un aceite marino PREMIUM puede ofrecerle, con todas sus propiedades anti-inflamatorias intactas. Por lo tanto, tiene sentido combinarlos. 

• Al incorporar CQ10 a nuestro Omega 3 somos capaces de ofrecer un producto de máxima calidad a un mejor precio competitivo.